El NO es a veces un QUIZÁ

Nos encontramos en una nueva época de transición. Si con el fin del Franquismo se daba lugar al bipartidismo, y a lo que muchos pensaban que era una rivalidad de por vida entre populares y socialistas, el 29 de octubre de 2016 –fecha que quedará grabada en el recuerdo de España– se enterró un hacha de guerra en la que unos cedieron mucho más que otros. Mientras las filas del PSOE se desmoronaban por momentos, Rajoy reiteraba que su programa no cambiará ni un ápice, a pesar de los polémicos apoyos y las abstenciones recibidas.

Los socialistas, que tanto recuerdan su papel determinante en la época de la transición, protagonizaron el sábado un nuevo momento histórico, que será estudiado por las generaciones venideras. El día en el que dieron un paso atrás para dejar gobernar a un Rajoy que llevaba ya un tiempo frotándose las manos mientras se despellejaban en la competencia.

Para muchos de los miembros socialistas el ‘NO es NO’ se tornó el sábado en un ‘NO Sabe No Contesta’ o lo que es lo mismo en una ‘Abstención’ aplaudida por unos al considerarla el fin del bloqueo económico y criticada por otros que la entendieron como una traición a los valores del partido y a sus votantes. Pero no fueron los únicos protagonistas de una sesión de investidura que estuvo salpicada de amenazas, salidas de tono y graves acusaciones en las que nadie se quedó corto, dejando así mucho que desear como imagen política de España.

Una España dividida y sin claras alianzas en la que, a pesar de las abstenciones y de los cambios de posicionamiento, nadie mostró convicción por la decisión adoptada. Aunque C’s y PSOE han dado la oportunidad al PP de formar gobierno, se hartaron de advertirle que lo hará en minoría y de recordarles que no les quedó más remedio que claudicar (porque la opción de las terceras elecciones ya no era un realidad factible ni beneficiosa o así al menos lo han hecho ver).

Ahora volvemos a estar en un punto de inflexión en el que uno de los grupos fuertes recula y el otro se alza con una débil victoria que ha sido vista como lo ‘menos malo’. Se inicia así una nueva legislatura ‘Rajoniana’ que encabeza una etapa donde será complicado que salgan propuestas adelante y donde puede que el bloqueo económico continúe aun así perenne. Pero mientras, Mariano, quien lleva los últimos meses de debacle socialista fuera de la polémica mediática, pasó sin pena ni gloria por un Congreso que finalmente le eligió con una minoría recordada hasta la saciedad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s