Entre dos mundos

CRÍTICA DE CINE por Marta Baena Sanz

 

Brooklyn CineTítulo original: Brooklyn
País: Irlanda
Director: John Crowley (novela de Colm Toibin)
Reparto: Saoirse Ronan, Emory Cohen, Domhnall Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent
Género: Drama

Creo que Brooklyn retrata la realidad de muchos que hemos tenido que salir de nuestro país para buscar una oportunidad que el nuestro no nos ofrecía. Por eso, si has pasado o estás pasando por una situación similar me parece bastante fácil empatizar con los sentimientos de la protagonista del film, Eilis Lacey (Saoirse Ronan) que bien merecido se tenía el Oscar a la Mejor Actriz, aunque al final se lo arrebatara otro monstruo de la interpretación, Brie Larson, que a todos nos hizo sufrir su agónico cautiverio en La Habitación.

Ronan, sin embargo, tiene algo muy bueno como actriz, y es que no se parece a ninguna otra. No ha salido del molde perfecto de Hollywood que, según la temporada, parece que sólo sabe ‘parir’ modelos de medidas perfectas. Lo que llama la atención de esta joven irlandesa es, precisamente, que se trata de una persona normal que encarna un papel que le toca bien de cerca, pues sus padres fueron emigrantes también.

Volviendo al film, Brooklyn es una historia escrita en dos realidades paralelas, separadas por un inmenso océano. Refleja las inseguridades y arrepentimientos de quien tiene que abandonar la protección del nido y emprender un vuelo por su cuenta y riesgo en una tierra a muchos kilómetros, donde se tiene que empezar de cero un nuevo camino. La sensación de pérdida, abandono y soledad es tan palpable y realista que eriza la piel. La pregunta del ‘¿qué hago aquí lejos de todo y de todos a los que conozco?’ es la que atormenta nada más llegar.

Por suerte, es una sensación que, como dicen en la película, te devasta al principio y cuando crees que se va a apoderar de ti, emigra por arte de magia hacia otra persona. Ese es el momento en el que sabes que ya te has adaptado, ya estás empezando a construir una nueva vida e iniciando tu propio camino. Claro que eso no quita para que te sigas sintiendo entre dos mundos cada vez que regresas a tu hogar natal, donde vuelves a recordar que tienes también otra vida que puedes retomar. En esa encrucijada han estado las vidas de todos los que una vez nos fuimos; y, como en el caso de Eilis en Brooklyn, cada uno luego elige su destino.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s