La habitación

CRÍTICA DE CINE por MARTA BAENA SANZ

 

RoomTítulo original: Room
País: Canadá e Irlanda
Director: Lenny Abrahamson basado en el libro de Emma Donoghue
Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, Sean Bridgers, William H. Macy
Género: Drama

Me llamó la atención la portada del libro antes de saber que esta historia se había llevado al cine, hasta entonces esa era la única referencia que tenía de Room. La sinopsis de la contraportada no desvelaba ningún secreto y me alegro de no haber visto el tráiler, porque eso me hubiera destrozado el argumento. Por eso, no sé por dónde comenzar para no hacerle lo mismo al lector de esta crítica, pues este film –que podría estar basado en hechos reales– es para disfrutarlo sin ninguna pista.

Diré que toma un punto de partida excelente, porque al principio (a excepción de un detalle confuso) mantiene esa intriga en la que el espectador está tratando de desentrañar la trama sin poder asentar ninguna base. Son esos diez primeros minutos los que, bajo mi punto de vista, mejor tratados están, los que atrapan al público y mantienen la intriga, los que van dejando entrever un drama disfrazado de ensoñación e inocencia.

La realidad que sobreviene después cae como un mazazo y paraliza el corazón. ¿Cómo en tan pocos metros pueden ocurrir tantas cosas? ¿Cómo pueden confluir tantos sentimientos? ¿Cómo en un espacio tan reducido puede significar el principio y el fin de alguien? Si tuviera que encontrarle una sola pega, sería que yo hubiera aguantado más tiempo la trama durante esa primera parte, habría hecho más protagonista a ese limitado espacio donde parece imposible que transcurra la trama sin que decaiga el interés, pero al contrario, cada segundo que pasas dentro estás deseando descubrir el siguiente giro de los acontecimientos y te preguntas ¿cuánto rato más podrá seguir la historia encerrada entre esas cuatro paredes?

No sacarla de ahí hubiera sido un logro, bajo mi punto de vista, pero también es cierto que entiendo la importancia de lo que viene a continuación y que es una parte que, aunque al comienzo pienso que puede hacer ralentizar el ritmo, muestra una cara distinta de la situación, esperanzadora y llena de un mensaje optimista igualmente necesario. Enseña el después de una agonía, la luz al final del túnel.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s