Otra ronda de apellidos

CRÍTICA DE CINE por MARTA BAENA SANZ

Ocho_apellidos_catalanes

Título original: 8 apellidos catalanes
País: España
Director: Emilio Martínez-Lázaro
Reparto: Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde, Carmen Machi, Rosa María Sardá, Belén Cuesta, Berto Romero
Género: Comedia

‘Esto era un vasco, un catalán y un andaluz…’ es el principio de muchos chistes malos, pero también la combinación del último taquillazo en España. La segunda parte de los ‘8 apellidos’ se ha estrenado con una gran acogida por parte del público, salas abarrotadas, carcajadas… pero, al final la pregunta es la misma para todos y, sí, las comparaciones son odiosas. Pero también es verdad que tenía ya el listón muy alto, como punto de partida, pero salvando las distancias no ha ido mal.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, y si bien es cierto que nada puede igualar a la sorpresa y furor que causó la primogénita, hay que reconocer que este segundo esfuerzo para crear comedia, cosa complicada y más aún en la gran pantalla, no ha estado del todo desacertado. Porque todos nos emocionamos con el drama, pero a la hora de provocar una carcajada el argumento tiene que estar muy bien escogido si se pretende conquistar a la mayoría. Eso es algo que consiguieron con los ‘vascos’, en parte por su frescura y novedad, y que con los ‘catalanes’, aun sabiendo ya a qué nos ateníamos, han sabido mantener a ratos.

El film comienza con mucho ritmo, algo que coge al espectador desprevenido, pero luego va perdiendo fuelle y cayendo quizá demasiado en los tópicos. Porque en esta segunda entrega pecan de ‘acaparadores’, y que no se entienda mal el término, pero si primero se centraron en las diferencias entre los del norte y los del sur, ahora hay que sumarles catalanes y ¡hasta gallegos! Nada falta en esta película a la que a veces se le va la fuerza por todos los frentes que tiene abiertos.

Los que no merecen crítica alguna, sino todo lo contrario, son los personajes llamados a ser secundarios, que al final llevan el peso de la trama; pues Koldo vuelve brillar, junto a una ‘Anne Igartiburu’ espléndida, que ahora se hace llamar Carme, y una nueva incorporación apodada ‘yaya’ e interpretada por una Rosa María Sardà que remata una ecuación que desde un principio se veía jarta complicá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s