El regreso de Amenábar

CRÍTICA DE CINE por Marta Baena Sanz

regresion-cartel-poster-peliculaTítulo original: Regresión

Género: Intriga. Thriller

País: España Director: Alejandro Amenábar

Reparto: Ethan Hawke, Emma Watson, Aaron Ashmore, Devon Bostick, David Thewlis

Llevaba largo tiempo callado, cinematográficamente hablando. 6 años, para ser exactos. Por eso, el regreso de Amenábar era tan deseado como ansiado. Pero las ansias nunca son buenas, pues las expectativas son normalmente demasiado altas. Y, bajo mi punto de vista, esto es lo que ocurre con Regresión, que el listón de la gente para valorar un trabajo ‘amenabariano’ puede ser, en ocasiones, difícil de alcanzar.

Aunque debe tenerse en cuenta que Regresión trata unos temas tan delicados, como los abusos, y controvertidos, como las sectas satánicas, que son delicados y hay que saber conducir. Y que tanto el director como los actores lucen bien en sus papeles. Especialmente reseñable el de un Ethan Hawke, que hacía tiempo que no le veía en una interpretación así. Como nota media, más que aprobados, pero siempre con matices. Porque, aunque al principio convence y entra bien el argumento, el enzarzarse en temas religiosos y prácticas diabólicas está quizá demasiado usado.

Sin embargo, he aquí la grandeza del que dirige, que recrea la tensión y mantiene en vilo al público en ciertas escenas, cuando hoy en día, difícil es sorprender al espectador. Ahí radica el mérito del film, con una calidad de imagen inigualable; y a pesar de que recaiga en viejos tópicos para recrear el suspense, como las sombras o la oscuridad, en eso también se sabe lucir. Son muchos los momentos que te hacen dar un respingo o revolverte en el asiento, ya sea por miedo o impotencia.

En lo que sí aplaudo Regresión es en que reconozco el estilo de Amenábar ya que en ningún momento puedes dejar de elucubrar. No tendría su sello sino hiciera pensar al público las mil y una combinaciones posibles, que pasan por poner en el punto de mira a todos y cada uno de los personajes. No hay quien se salve, en algún momento, de ser aspirante al título de malo o mala de la película, sin que ésta desmorone, con ello, su argumento. Mantiene así la intriga hasta el final y ante eso me quito el sombrero, pues las historias que juegan con el público, independientemente de mis gustos, son las que más aprecio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s