Centenares de personas recuerdan y visitan a sus difuntos en Tots Sants

REPORTAJE por Marta Baena Sanz

El mes de noviembre comienza, un año más, con la tradición llamando a la puerta de los pitiusos. Tras una noche de disfraces monstruosos, fiesta americana que hemos adoptado como nuestra, el día de Tots Sants, festividad española, continúa estando muy presente y arragaida en las tradiciones de Eivissa y Formentera. «Durante el año pueden venir como mucho 20 personas, pero el día 1 de noviembre se acercan miles», comentó Pedro, uno de los funcionarios del Ayuntamiento de Eivissa que trabaja en el Cementiri Vell de la ciudad, uno de los más transitados a pie, en bus o en coche.

Por eso, jóvenes, niños y mayores se acercaron ayer, solos o en familia, a los cementerios de la isla de Eivissa  y Formentera para rendirle homenaje a los ausentes más queridos. Sin embargo, según parece, es una costumbre que se va perdiendo con el paso del tiempo, sobre todo entre los jóvenes. «Sobre todo, viene gente mayor acompañada de jóvenes, pero sí que va desapareciendo y no vienen tantos como antes. Especialmente los ancianos se preguntan ‘cuando yo me muera a ver qué va a pasar, cómo va a quedar esto o quién se va a encargar’», apuntó José Luis, otro de los trabajadores del cementiri Vell de Vila.

Además, según explicaban ayer, la tradición está cambiando, porque antes la gente sólo se acercaba el 1 de noviembre, pero ahora viene de manera más escalonada. «Hoy estamos teniendo un día tranquilo, porque normalmente esta fecha suele ser estresante y te hacen correr, tienes tres o cuatro personas que te solicitan a la vez. Pero este año llevamos ya varios días con mucha gente y hoy parece más tranquilo». Y una de las razones pueden ser las lluvias que se avecinaban, por lo que algunos se fueron adelantando para dejarlo todo arreglado con antelación.

Al final parece que el tiempo respetó la mayor parte del día y, aunque cayó alguna gota, el pronóstico en un principio se preveía mucho peor. Un incesante goteo de gente visitó ayer este cementerio donde las viudas llenaron de flores las tumbas y las madres explicaban a sus hijos quiénes fueron sus bisabuelos. Un día de reencuentros, para familias que no se ven demasiado; un auténtico centro de reunión donde se dan cita una vez al año.

«Vengo con mi madre, que es ya muy mayor, para acompañarla todos los años», comentó una señora que llenaba cubos para lavar la tumba de su padre. También es de la opinión de que se va dejando un poco de lado la tradición. «Mi madre viene más a menudo, pero yo sólo vengo en esta fecha, cuando hay que cambiar o limpiar más a fondo para ayudarla», precisó esta joven.

A diario

Aunque también hay gente que viene más periódicamente, como el caso de una mujer que,  en concreto, lo hace a diario. «Es una señora mayor que vive justo en frente y le gusta venir todos los días a visitar la tumba de su difunto marido. Cuando la he visto esta mañana le he dicho ‘hoy pensaba que no iba a verla por aquí con tanta gente’ pero me ha contestado que como vive cerca no le cuesta venir»», añadió José Luis.

Un día enturbiado solamente por el cierre de la capilla en el cementerio viejo de Vila, que despertó la indignación de muchos vecinos. Lleva en obras desde principios de año, cuando el anterior gobierno planeó hacer reformas, y que después de las elecciones continúa esperando y cerrada al público, incluso en un día tan señalado como el de Tots Sants.

Tanto el cementerio viejo como el nuevo de Vila estarán abiertos de 09.00 a 18.00 horas también hoy con motivo del Dia del Morts (Día de los Difuntos). El servicio de bus que Vila programó ayer se mantendrá también hoy con salidas desde Eivissa a las 10.00 horas, 11.30 horas, 15.00 horas y 16.30 horas. Las salidas desde el Cementeri Nou también hoy serán a las 11.00 horas, 13.00 horas, 16.00 horas y 18.00 horas. Asimismo se prevé que haya más salidas al acabar la misa.

LA NOTA

Indignación por el cierre de la capilla en el cementeri Vell de Vila

Quienes acudieron ayer al cementerio Vell de Vila se llevaron la sorpresa de que la capilla estaba cerrada por obras, algo que generó indignación y multitud de comentarios entre los visitantes. Al parecer, y según explicaron los trabajadores de este cementerio, lleva en obras desde principio de año cuando se planeó hacer reformas.

Después de elecciones continúa sin haber obras y cerrada al público, incluso en un día tan importante como el de ayer.

LEER EN EL PERIODICO DE IBIZA

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s