Ibiza, capital del cóctel

Solo tenían un ingrediente en común: el coñac Martell, que celebraba su tricentenario. A partir de ahí, cada uno de los bartenders que participaron en el Open de Coctelería Martell, patrocinado por la afamada marca y organizado por Enotecum, tenían que poner en marcha su ingenio y desarrollar unos cócteles que competían por estar a la altura del primer premio.

Open Martell de coctelería 2015

El evento tuvo lugar este viernes en la discoteca Pacha y contó con dos jurados, uno de degustación y otro técnico, presidido por un profesional en el tema, Javier Caballero, autor del libro ‘Liquid Experience coctelería Evolutiva’, quien lleva más de 15 años en el mundo de la coctelería y restauración.

La finalidad del concurso era la de promover el arte de la coctelería y las reglas eran sencillas. Los ocho participantes gozaban de libertad para elaborar el cóctel que quisieran, siempre que incorpora coñac Martell, hicieran tres tomas y no excedieran el tiempo límite de siete minutos. El resultado, elaborar cócteles para todos los públicos y gustos, además de mostrar una idea de lo que debe ser la ‘barra en Ibiza y Formentera’, apoyando a los bartenders residentes en las Pitiüses.

Original y exótico
Así pasaron modalidades tan originales como exóticas, empleando desde canela o cacao hasta piña y fruta de la pasión. Desde sabores latinos como el Pisco hasta los más clásicos como el Sazerac, añadiendo aromas y cítricos para potenciar el sabor y las texturas. La intención general de los bartenders fue también acercar esta bebida, generalmente consumida por adultos, a los paladares más jóvenes. Demostrando que se le puede dar un lavado de cara y modernizar un sabor tradicional, siempre dependiendo de cómo se trate.

Finalmente, el jurado deliberó y votó los tres primeros premios: el tercer lugar fue para una de las dos mujeres participantes, Ane, quien creó un cóctel “no exclusivo para hombres”, según afirmó. El segundo fue Jim, barman del hotel Me de Santa Eulària, con su cóctel denominado ‘Old tradition’, con el que demostró que “el coñac no es una bebida de abuelos, aunque nos evoque a ellos”, dijo.

Por último se entregó el premio de ganador a David García, llegado de Bilbao y representante del restaurante Malibú, que se atrevió a reinterpretar el primer cóctel que se hizo en el mundo, creado por Antoine Peychaud en 1830. “Lo que quería transmitir era la esencia del antiguo ‘Sazerac’, pero dándole a éste un toque creativo”, concluyó el vencedor.

LEER NOU DIARI

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s