Parte de la sociedad española exige justicia a la Justicia

Leer en LaSemana.es

El caso del ahora ex juez, Baltasar Garzón, no ha dejado indiferente a nadie, ni en el entorno de la política ni en la sociedad. Por eso, tanto a favor como en contra, se han hecho escuchar y sentir las manifestaciones que han querido mostrar su punto de vista sobre la condena que le ha sido impuesta.

Pocas horas después de que se conociera la sentencia, una gran multitud de personas -siguiendo el ejemplo de los indignados del 15-M- tomaron el día 9 de febrero la Puerta del Sol, empuñando sus pancartas de protesta donde se podían leer comentarios como: “Juzgar a Garzón, ofensa a la justicia” o “yo también soy Garzón”, y escucharse la palabra más repetida por los ciudadanos que fue: “Vergüenza”.

Esta misma estampa se repitió en otras provincias españolas, entre ellas, Palma de Mallorca y Valencia, donde también centenares de personas clamaron la inocencia del ex juez. Según los datos obtenidos de las encuestas realizadas por Metroscopia, una amplia mayoría -77 por ciento- de las personas opina que Garzón no cometió un delito al investigar los crímenes del bando franquista. Y en torno al 61 por ciento cree está siendo víctima de una persecución, por eso manifestaban “Justicia 0, Falange 1”.

Valorando estos resultados, así como la reacción de toda la gente que salió a las calles para protestar, se puede afirmar que Garzón tiene muchos más seguidores que detractores entre la sociedad española, que pedía justicia en su nombre y se solidarizaba con su causa. En contraposición, tan solo un 36 por ciento consideraba, según esta encuesta, que había motivos para juzgarle.

En el ámbito de la política no se hicieron tampoco esperar las opiniones, aunque en esta ocasión los bandos estaban más equilibrados. Las declararaciones de los componentes del PP se apoyaron en el “respeto a la justicia”, como Alberto Ruiz-Gallardón: “La única valoración es de respeto absoluto a las decisiones del poder judicial”. En la misma línea se mantuvo Esperanza Aguirre: “Los fines no pueden justificar los medios. La sentencia es un triunfo del Estado de derecho”.

Por otro lado, en el bando de la izquierda, Alfredo Pérez Rubalcaba se mostró bastante correcto y manifestó su tristeza y su respeto por la sentencia. Mientras que otros se mostraron más radicales en sus opiniones, como Gaspar Llamazares, de IU, que calificó la decisión como “injusticia monstruosa” y Joan Coscubiela, de ICV-EUiA, quien declaró que “la justicia española sufre un verdadero cáncer”.

Un paseo fugaz por la política

A pesar de la larga trayectoria que ha tenido como juez, no puede decirse lo mismo de su estancia en la política, donde tuvo una presencia fugaz como diputado del PSOE -1993 a 1994-, al no conseguir su propósito de dirigir una cartera. Su entrada en el partido fue gracias a contactos como José Bono y Felipe González.

Durante este periodo consiguió llegar a ser delegado del Gobierno en el Plan Nacional sobre drogas. Sin embargo, aunque llegó a ser número dos del partido, bajo el rango de secretario de Estado, vio frustrada su aspiración de ser Ministro de Justicia.

Por eso, tan sólo un año más tarde, y después de que Juan Alberto Belloch fuera nombrado ministro de Justicia y del Interior -al fusionarse éstos- durante el séptimo gobierno de Felipe González, Baltasar Garzón dimitió de su puesto de diputado y retomó su carrera en la Audiencia Nacional como juez, volcándose de lleno con el terrorismo de Estado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s