‘Ciudad 2o2o’ diseña la vivienda del futuro

En pocos años, nuestras viviendas tendrán la capacidad de avisarnos sobre qué electrodoméstico no funciona bien o gasta demasiado, o de gestionar el consumo de agua de una manera óptima.

Con este fin se puso en marcha hace unos meses el proyecto ‘Ciudad 2020’, liderado por Indra e integrado por multinacionales españolas, Ferrovial, Atos, GFI, Fagor, Isoco y Fractalia, entre otras, que dispone de un presupuesto de 16,3 millones de euros para diseñar la ciudad que habitaremos en la próxima década. Un espacio urbano que, para empezar, “ahorre el 20% en emisiones al medioambiente, produzca un 20% de energía renovable y mejore en un 20% la eficiencia energética“, explica Mercedes Badillo, coordinadora de la investigación.

Los ámbitos de trabajo son los espacios públicos y privados. Y por ello, la vivienda tiene un protagonismo fundamental al ser “los inmuebles más abundantes en cualquier urbe“, y a su vez, “los que disponen de menor automatización”, según apunta Juan Elizaga, director de Relaciones Institucionales e I+D+I de Ferrovial, que se centra en la rehabilitación energética de edificios.

Sin embargo, esa automatización “no se limita a aportar información”, apunta Jorge Pereira, Head of Smart Objects Lab de la compañía Atos, sino que “las nuevas aplicaciones en la vivienda contribuirán activamente a la adopción de patrones de conducta más racionales con un impacto muy positivo en términos de confort y economía familiar”.

Los hogares suponen casi un 18% del
consumo de energía final por sectores

Además, la relevancia de los hogares en este proyecto también radica en que suponen casi un  18% del consumo de energía final por sectores, según los datos consultados en el Informe Anual de Consumos Energéticos de 2010. Por ello, “todas las mejoras, desde el punto de vista energético que puedan aplicarse, contribuyen a la disminución del consumo energético, y de la huella de carbono en las ciudades”, puntualiza el responsable  de Ferrovial.

Tecnología presente y futura

El concepto de ‘Ciudad 2020’ no se puede entender sin destacar el protagonismo de la tecnología. Ya actualmente tiene una relevancia indiscutible, pero se pretende dar un paso más allá y llegar a la ‘internet de las cosas’, que tal y como explica Badillo se trata de “hacer que cualquier objeto físico sea una parte activa de la red gracias a la notable reducción en coste y consumo del hardware y software de comunicaciones y proceso”.

Se espera, de esta manera, que la tecnología sea “el motor del futuro”. Por eso es conveniente que, desde el ámbito más cotidiano, el ciudadano, verdadero promotor de la transformación urbana, se familiarice con estos avances. “Como posibles soluciones se estudian los hogares digitales que, mediante domótica, facilitan la gestión y el mantenimiento de los sistemas instalados en la vivienda”, explica Elizaga, y añade “serán aplicaciones que avisen al inquilino en caso de que se detecten consumos inusuales dentro de su casa e incluso le recomiendan qué electrodoméstico apagar para disminuirlo”.

El año previsto para que se concluya la investigación es el 2014, y aunque aún les queda mucho trabajo por delante, la Coordinadora del proyecto afirma: “Tenemos el tiempo suficiente para llegar a resultados convincentes”. Lo importante, cuando llegue ese momento, será “observar de qué manera  las TICs irrumpan y se combinen con las ciudades y sus ciudadanos”, opina Jorge Pereira.  Desde luego, lo que sí se puede afirmar es que “el mundo de Internet y la conexión a ‘todo’ sólo acaba de comenzar”, concluye Badillo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s