El G8 defiende que Grecia siga en la zona euro

Leer en LaSemana.es

Durante este fin de semana se ha reunido la cumbre del G8 en la residencia presidencial de Camp Davis (Estados Unidos). Los ocho representantes de los países que integran el G8 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá y Rusia) han tratado el tema de la crisis, así como la necesidad de tomar medidas para “combatir el estrés financiero”. Los líderes dijeron que es imprescindible promover el crecimiento y el empleo para reactivar la economía y abogaron por que Grecia permanezca en la zona euro.

La principal preocupación ha sido la situación de la Eurozona al considerarse la clave para la recuperación de la economía mundial. En este sentido, pretenden transmitir confianza hacia las medidas que los líderes europeos han puesto en marcha para mejorar la situación, y por eso, “apoyan las políticas de consolidación fiscal sólidas y sostenibles que tengan en cuenta las condiciones de evolución de los países”.

Al igual que la Eurozona ha acaparado el protagonismo durante el encuentro, el eje central ha girado en torno al escenario de Grecia, que ha recibido apoyo por parte de los líderes.

Apoyo incondicional a Grecia

A pesar de la crítica situación que viven diariamente los griegos, que protagonizan desajustes económicos y la falta de compromiso por parte de sus mandatarios, los miembros del G8 continúan manifestando el interés en que permanezca en la zona euro.

Al terminar la reunión la canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho públicas las decisiones tomadas durante el encuentro: “Todos queremos que Grecia permanezca en la Eurozona, con la condición de que cumpla sus obligaciones en el marco del segundo rescate”. Asimismo, posteriormente ha añadido: “Si podemos hacer en algún momento algo más para impulsar el crecimiento en Grecia, a través del Banco Europeo de Inversiones o los fondos estructurales, estamos abiertos a ello, pero eso no exime a Grecia de sus obligaciones”.

De hecho, Merkel ha propuesto que el país heleno se someta a un referéndum sobre el euro, lo que ha irritado a los griegos, que se han opuesto a tal petición. Sin embargo, aunque la afirmación de la canciller se ha desmentido desde Berlín, la reacción por parte de los diarios griegos, así como la de los partidos de izquierdas y derechas ha sido unánime al manifestar su descontento.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s