¿Sabe qué son las ‘Tr3s R’?

Cada año se consumen en España 10.500 millones de bolsas de plástico y cada uno de nosotros gastamos de media 170 kg de papel. Cifras que justifican por sí solas la cantidad de campañas de reciclaje lanzadas los últimos tiempos. Pero parece que el esfuerzo ha sido en vano: mañana de una jornada laborable en CosmoCaixa, preguntamos a las decenas de visitantes dónde tirarían una copa. La mayoría responde convencida: “Al contenedor verde”. Se acercan, pero fallan: su material es cristal, no vidrio. Su destino idóneo es el punto limpio.

La misión de diferenciarlos es uno de los objetivos que se ha marcado ‘Las Tr3s R’, una exposición inaugurada por la Obra Social La Caixa, con la colaboración de Ecoembes, Ecopilas y Ecologing, para incidir en la importancia de reducir, reutilizar y reciclar. Su lema, ‘Prohibido no tocar’, es el punto de partida que invita a los visitantes a participar en el proceso de transformación. Como indica Alejandro Fernández de las Peñas, director de CosmoCaixa Madrid, “pretendemos que puedan interactuar y poner a prueba sus conocimientos”.

Esta exposición, prevista para un año entero, dividide el recorrido en cinco apartados -vidrio, papel, envases, materia orgánica y cobre-, y ayuda a concienciar sobre las alarmantes cifras que figuran en los paneles informativos. Por ejemplo, cada ciudadano produce más de 500 kilos de basura al año, y sólo se recicla un 30% frente al 80% que podría aprovecharse. Pero hay luz al final del túnel: el 97% de los adolescentes considera importante cuidar el medioambiente, según indica un estudio realizado por la Factoría Disney, son los más comprometidos, los que más apagan la luz y no malgastan el agua.

Alemania a la cabeza del reciclaje

En España sólo aprobamos en materias como el papel -el elemento más abundante en los basureros-, que reciclamos en un 80%. “Ahora la sociedad está muy acostumbrada a separar el papel y el cartón, pero ha costado”, dice Fernández. Y recuerda cómo hace años recompensaban a aquellos que lo reciclaban, “cuando yo era joven recogía bolsas con papel, las llevaba a los puntos de reciclaje y te pagaban por ello un precio simbólico”. Añade sin embargo que “la gente acude bastante al punto limpio“, un lugar cada vez más frecuentado.

Pero aún quedan asignaturas pendientes, como apunta el director de CosmoCaixa: “En España cada persona sólo recicla el 15% de los plásticos que consume, frente a los alemanes que se acercan al 44%“. Es muy importante destacar estos datos porque una bolsa de plástico tarda 150 años en descomponerse. Y porque si todo el mundo consumiera como se hace en los países más desarrollados harían falta tres planetas para producir los recursos necesarios. Sin ir más lejos, en una ciudad como Barcelona se genera cada año más de 850.000 toneladas de residuos.

Sin embargo, no toda la responsabilidad recae sobre la sociedad. El caso de las pilas y baterías es un buen ejemplo: a la hora de reciclarlas no suele ser fácil encontrar dónde hacerlo. “La gente termina acumulándolas en bolsas en sus casas hasta que encuentra los contenedores y eso tampoco es correcto”, denuncia el director de CosmoCaixa. La conclusión es que todos tenemos que poner de nuestra parte para cuidar el medioambiente. ¿Sabría decir ahora que son las Tr3s R?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s