A la caza de nuevos talentos

¿Qué quiero expresar con mi obra? Esa es la primera pregunta que han tenido que hacerse los más de mil candidatos que han presentado sus proyectos en la duodécima edición del concurso ‘Generaciones’. Pero sólo 10 han conseguido ser premiados, con 15.000 euros, y expuestos en las salas de La Casa Encendida. Esta iniciativa, llevada a cabo por Obra Social Caja Madrid, se encarga de promocionar a jóvenes artistas españoles y abrirles las puertas al público.

Los nuevos talentos, por su parte, tratan de que el público se acerque a la gente. Algunos, mediante la “empatía entre la obra y el espectador”, como subraya Paula Rubio Infante, y otros, como Almudena Lobera e Isabel Martínez Abascal, a través de la “reflexión de cómo la obra puede ser algo inseparable del comprador”. En el caso de este último proyecto, el individuo se funde con la imagen mediante el ‘dibuaje’, una palabra inventada que surge de la fusión del dibujo y el tatuaje. “El fuerte grado de compromiso del portador con la obra viene de que ha pasado a convertirse en ella”, aseguran sus creadoras.

Otro de los artistas, Javier Fresneda, se proponen ir aún más allá: “Me interesa que viajen con su imaginación. Pretendo, además, incentivar la creatividad que todo el mundo tiene y que se despierta al ver una obra de arte, leer un buen libro o en un concierto”. Fresneda añade, además, que su intención es “excitar la mente del espectador a fin de que pueda aprovechar esa energía en su vida cotidiana”.

El tiempo como punto de partida

Varios de los creadores han basado sus obras en la representación del tiempo, aunque cada uno de una manera distinta. Paula Rubio Infante rememora la Historia de España, y emplea su pincel para denunciar los crímenes cometidos cuando tuvo lugar el golpe de Estado de 1936. “Mi obra es un homenaje a esas víctimas. Siento como una obligación sostener en el tiempo y en la memoria colectiva aquello que se nos oculta deliberadamente por diferentes intereses”.

Amaya Fernández, con su combinación de claroscuro, ha pretendido hablar de la transformación del espacio y del tiempo a través de la luz. “He querido recrear el proceso de la obra, mediante la escultura, el vídeo y la foto, para transmitir al espectador tranquilidad”. Dani Silvo ha viajado a Mayo del 68: ha extraído 100 reencuadres de una imagen de aquel momento para lograr un paralelismo entre aquella época y la actual. “Mi intención es hacer pensar al espectador con la distancia del tiempo que te da la Historia. Y animar a revisar lo que se está haciendo”.

Kristoffer Ardeña, Empar Buxeda, Juanli Carrión, Nuria Futer y Maya Wantabe, son los artistas que terminan de completar esta exposición de fotos, esculturas, vídeos, pinturas y objetos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s