El yerno del Rey provoca el rechazo popular hacia la Monarquía

Leer en LaSemana.es

El caso sobre Urdangarin ha estado en boca de todos los ciudadanos, y en las primeras planas de los medios de comunicación, desde que saliera a la luz la supuesta trama de corrupción llevada a cabo por el duque de Palma, junto a su socio Diego Torres.

La imputación de Iñaki Urdangarin, por la evasión de miles de euros a paraísos fiscales, ha puesto en el punto de mira a muchas personas que trabajaron junto a él en sus empresas desde 2004 al 2007. En un principio, las acusaciones apuntaron también hacia la Infanta Cristina, que fue secretaria del consejo de administración de Aizoon, promotora familiar a la que Urdangarín desvió parte de los 2,3 millones provenientes del gobierno balear, y que también formó parte de la junta directiva del Instituto Nóos en esos años.

Ésta es la razón por la cual se ha puesto en duda la inocencia de doña Cristina. Hasta tal punto, que se ha llegado a formar un debate paralelo en el que los medios de comunicación han barajado la posibilidad de que ella también acudiera a los juzgados para declarar como imputada.

Días antes de saber si finalmente la Infanta Cristina sería o no llamada por el juez, el abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, declaraba que en caso de que ella tuviera que testificar, “no tendría nada que ver con estos temas”. Si hubiera tenido que acudir a los juzgados –aunque finalmente no haya ocurrido- habría sido, seguramente, en calidad de testigo, a pesar de que el sindicato Manos Limpias, pidiera al juez instructor del caso Palma Arena, que lo hiciera como imputada.

Son muchos los que han dudado de la inocencia de doña Cristina, ya que formó parte activa de estas organizaciones durante el periodo del 2004 al 2006. Sin embargo, su marido se ha encargado de desvincularla de los hechos. Y por eso, ante los juzgado reiteró que su esposa “no tiene nada que ver” con las supuestas irregularidades por las que él está imputado.

Urdangarín y la Familia Real

Iñaki Urdangarín, que empleó su parentesco con la Familia Real en sus negocios particulares y en los acuerdos con las administraciones de Valencia y Baleares, fue ya avisado desde 2006, según admitió en su declaración, por parte de la Casa Real que abandonara las actividades presuntamente ilegales que estaba llevando a cabo.

Desde que saliera a la luz el caso Urdangarin, la Familia Real española se ha colocado en el punto de mira de toda la sociedad, y por ello, hace ya dos meses que el yerno del rey fue retirado de la agenda oficial, según señalaron por su “conducta poco ejemplar”. Pero eso no ha bastado para que el futuro de la realeza vuelva a ser incierto, y para que las tensiones entre el duque de Palma y la Familia Real aumenten. A pesar de eso, la Infanta Cristina continúe apoyando a su marido en estas duras circunstancias.

Protesta ciudadana

En la actualidad, la sociedad se muestra especialmente sensible con el tema de la corrupción debido a los cuantiosos casos que últimamente están saliendo a la luz, en los cuales siempre hay algún cargo público implicado. Por eso, no sorprende la reacción de rechazo y malestar que se ha vivido en España desde que un miembro de la Casa Real estuviera imputado en una nueva trama de corrupción. Por este motivo, centenares de personas demostraron su indignación ante los Juzgados, el pasado día 25 de febrero, cuando le tiraron huevos y gritaron a favor a la República, y en contra de la Monarquía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s